miércoles, 10 de febrero de 2016

REUNIÓN URGENTE


Pronto llegaría el gran día. Comenzó a circular el e-mail. La convocatoria decía:
Reunión urgente, día 10 de febrero
Asunto: Día de los enamorados
Asistentes: santos y Dioses del mundo
Hora y lugar: 12:30 Café Nube Olimpo
Todo parecía indicar que la reunión sería interesante… Ese mismo día sobre las 12:10, San Antonio, encargado de presidir la convocatoria, por su oratoria impecable, repasaba el guión. Mientras, en frente se encontraba Cupido,  ciego por pillar un tocinito de cielo y saborear una deliciosa nube de algodón. A pocos metros estaba Eros, andaba un poco perdido por el Café no sabía muy bien donde ubicarse. Luciendo palmito por la sala apareció Afrodita y San Alejo, un poco perplejo, pues iba de muy  mal atuendo. Cuando se procedía a  la lectura del acta de la sesión anterior,  aterrizó  Himero, que se sentó al lado de Eros. San Valentín había enviado un WhatsApp a San Antonio, llegaría con retraso, pues debía casar a dos enamorados, Milda era la madrina. Santa Catalina confirmó su ausencia, estaba muy ocupada resolviendo conflictos amorosos y escribiendo cartas de amor por encargo.
 
Una vez  leída  el acta de la sesión anterior, San Antonio procedió con el primer y único asunto del día: Planificar el día de los enamorados. Después de mucho deliberar, se llegó a la conclusión, por unanimidad, como en años anteriores, proceder a la externalización de la planificación. La empresa elegida sería: “El Cofre  Burles”. No habiendo ruegos  ni preguntas a tratar, se dio por finalizada la reunión, a las 13:00 horas. Seguidamente la empresa externa ofreció un piscolabis.

domingo, 1 de noviembre de 2015

ALEVOSÍA







ALEVOSÍA

¿De qué ocasión es la transparencia del alma?
cuando se acuna en vilezas;
ir apilando mentiras,
                                   no dejarse ver,
                                                                o quedarse taciturno.
Qué mas da, dijo el barranco
cuánto más confinadas sean las miserias
que inundan mi negrura
menos daño acumula el traidor
porque en la superficie solo le queda la sinrazón.


¿Cómo es la calderilla?
                                            moneda farisea,
allí luce una cara; aquí infinitas cruces.


Después de mucho trotar
                                                             la baratija se ha renegrido,
no hay diamante para quien siembra perfidia.

Ya no se amolda;  
runrunea el sol
el lodo a la semilla
se hunde en su propia ruindad
y con sus propias mentiras. LBH


© Copyright Derechos Reservados